Día-Mundial-de-la-Vista

Día Mundial de la Vista

A nivel mundial aproximadamente 1.300 millones de personas padecen algún tipo de discapacidad visual, de los cuales un 80% se consideran evitables.

Las enfermedades de la visión, sin una adecuada prevención, pueden llegar a ser causantes de ceguera, por lo que un diagnóstico precoz es clave para frenar su avance y mejorar así la vida de pacientes y personas de su alrededor. La información y la concienciación sobre estas patologías es clave para poder erradicar la ceguera evitable.

Consejos para cuidar su vision:

  • Tener una buena alimentación que incluya frutas, verduras y alimentos ricos en vitaminas (A y C).
  • Realizar pausas activas en el trabajo.
  • Estar atento a cualquier signo o síntoma visual.
  • Visitar al menos una vez al año al especialista de salud visual.

Problemas oculares más frecuentes:

Astigmatismo: Se da cuando la imagen de un objeto se ve confusa y distorsionada. Este problema ocasiona dolor de ojos, cabeza y mucha fatiga visual. Los lentes que corrigen este problema son los cilíndricos, aunque también se puede corregir con cirugía refractiva.

Presbicia: Se trata de la pérdida de la capacidad de ver claramente los objetos cercanos o letras pequeñas, que suele corregirse con gafas para leer. Es un proceso normal que ocurre durante toda la vida, pero puede que no se note ningún cambio hasta después de los 40 años.

Los flotadores: La mayoría de las personas ven pequeños puntos o manchitas que flotan a través del campo de visión cuando están en habitaciones bien iluminadas. Suelen ser normales, pero a veces pueden indicar un problema ocular más grave, como el desprendimiento de retina, sobre todo si se detectan destellos de luz. Si nota un cambio repentino en el tipo o número de puntos o destellos que se ven, visite a su médico tan pronto como sea posible.

Conjuntivitis: La más recurrente es la conjuntivitis alérgica que se da principalmente en los meses de primavera y verano. Es una inflamación de la conjuntiva causada por alérgenos (polen, pasto, polvo, etc.) y sus síntomas son picazón, lagrimeo, sensación de arenillas, enrojecimiento ocular y secreción. También existe la conjuntivitis infecciosa causada por bacterias, virus u otros agentes infecciosos.

Lagrimeo: La sensibilidad a la luz, el viento o los cambios de temperatura pueden causar un lagrimeo constante en los ojos, pero utilizando unas buenas gafas de sol, el problema puede quedar resuelto. El lagrimeo también puede ocultar un problema más grave, como una infección del ojo o un conducto lagrimal obstruido.

Blefaroespasmo: Es un molesto tic nervioso en los ojos. Además de las contracciones o
espasmos repetitivos e incontrolables del párpado, generalmente en el superior, la persona puede tornarse muy sensible a la luz o presentar visión borrosa.

Estrabismo: Hablamos de estrabismo cuando uno de los ojos se desvía. El problema se corrige mediante el uso anteojos especiales, con parches, ejercicios musculares y en algunos casos por medio de cirugía. La detección precoz es esencial para establecer el equilibrio muscular, es decir, recuperar el paralelismo de los ojos. El tratamiento quirúrgico está indicado en los casos severos o que no se corrigen con los tratamientos anteojos o ejercicios, también es importante señalar que la mayoría de los estrabismos en el cual un ojo se desvía hacía arriba o hacia abajo también requieren cirugía.

Cataratas: Las cataratas son áreas nubladas que se desarrollan en la lente del ojo. Cuando la catarata está presente, la luz no puede atravesar la lente con la misma facilidad; como consecuencia, la visión puede verse afectada. Las cataratas a menudo se forman lentamente, sin causar dolor, enrojecimiento o lagrimeo en el ojo. Algunas permanecen pequeñas y no alteran la visión. Si se convierten en grandes o gruesas, las cataratas se pueden remover con cirugía.

Sequedad en los ojos: Esto sucede cuando las glándulas lagrimales no pueden producir suficientes lágrimas o producen lágrimas de mala calidad. Los ojos secos pueden ser incómodos, causar picazón, ardor y rara vez alguna pérdida de visión. El especialista le puede sugerir el uso de un humidificador en su hogar o lágrimas artificiales.

Glaucoma: Se produce cuando hay un deterioro típico y progresivo del nervio óptico. Se asocia a menudo con un aumento de la presión del ojo. Cuando se aumenta esta presión, puede estar asociada con un daño en el nervio óptico, lo que se llama glaucoma primario de ángulo abierto.