Día-Mundial-de-la-Alimentación

Día Mundial de la Alimentación

La OMS sostiene que una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico, mental y reducir la productividad.

En tiempos de la pandemia del coronavirus, la Organización Mundial de la Alimentación
(FAO) brinda las siguientes recomendaciones para una alimentación saludable:

  • Fortalezca su sistema inmunológico a través de la alimentación. Aumente el consumo de frutas y verduras, con al menos cinco porciones al día. Contienen mucha vitamina A y C, además de antioxidantes, que ayudarán a combatir infecciones. Consuma legumbres al menos tres veces a la semana. Se conservan por mucho tiempo, son económicas y ayudarán a mantenerle sano, porque son altas en proteína y hierro.
  • No compre sólo alimentos no-perecederos. En vez de comprar muchas pastas y arroz, adquiera frutas, verduras y legumbres. ¿Compró frutas y verduras de más? No hay problema: límpielas, córtelas y congélelas. Las tendrás listas para tu siguiente preparación.
  • Planifique su compra: compre lo justo y necesario. Esto no sólo es un acto de empatía con otros consumidores que también deben abastecerse, sino que ayuda a evitar el desperdicio de alimentos y mejorar la economía del hogar.
    No tire las sobras. Si cocinó de más, congele sus comidas para que duren más tiempo y así evitar el desperdicio, además de tener una preparación lista para otra ocasión, sin mayor esfuerzo. Recuerde: los alimentos deben estar en buen estado para consumirlos.
  • Beba mucha agua. Tome al menos dos litros de agua al día para mantenerse hidratado y ayudar a su sistema inmunológico.
  • Haga rendir su presupuesto. Si su presupuesto es reducido, recomendamos preferir agua a las bebidas gaseosas. También puede reemplazar el consumo de galletas, snacks y pastelería por frutas y verduras frescas, ya que ellas le mantendrán más saludable.
  • Cocine en familia. El encierro en que muchos nos encontramos también es una oportunidad de cocinar en casa e incorporar a los niños y niñas en esta actividad, para que aprendan hábitos de consumo saludables desde pequeños.